“Crear música dentro de la cuarentena puede ser tu mejor inversión.”

Sin lugar a dudas, esta época de aislamiento social ha roto con rutinas tan importantes como la familia, amigos, y entretenimiento; mismas que ayudaban a mantener un estado emocional al que estábamos acostumbrados normalmente. Estos cambios traen consigo trastornos como la ansiedad, miedo, y apatía, causados por la incertidumbre dentro de nuestro lugar de confinamiento. La música es un aliciente para salir adelante.

Nos han bombardeado constantemente con información en redes sociales sobre la gran gama de actividades que podemos realizar durante esta cuarentena. Pero, ¿cómo enfocamos esa energía acumulada? ¿cómo empezamos los planes y proyectos que hemos postergado? Aquí es donde entra en juego la música como un estabilizador mental y emocional, y como el generador de una gran variedad de beneficios cognitivos, creativos y educativos.

La música como estabilizador emocional.

De acuerdo con un reciente estudio de la National Academy of Science de E.U., la música ayuda a liberar neurotransmisores relacionados con la alegría, el placer, y la gratificación, como la dopamina. También es una de las mejores formas de liberar el estrés, y regular emociones desagradables que hemos tenido durante el día, como la fatiga, tristeza y la preocupación. 

Científicamente se ha comprobado que escuchar música dentro de la realización de alguna otra actividad puede ser una gran opción,  ya que permite la activación de extensas regiones cerebrales de forma simultánea, muchas de ellas asociadas a las emociones, memoria, sistemas de atención y procesamiento de información, que son recursos cognitivos muy importantes al momento de aprender.

Este elemento estabilizador se puede potencializar aún más cuando nosotros somos artífices de la música, cuando nosotros la creamos y nos sumergimos en el proceso de cautivarnos mediante el aprendizaje. Es cuando elegimos el instrumento que más nos gusta y comenzamos el viaje de la enseñanza  musical.

Los beneficios de la música en los niños.

Últimamente se ha hablado mucho de la enseñanza musical como un elemento potencializador de varias áreas de nuestro cerebro en el proceso de aprendizaje. Según la Teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, existen varios tipos de inteligencia: matemática, verbal, visual-espacial, corporal, musical, interpersonal, intrapersonal, naturalista. Sin embargo, la música tiene la capacidad de incorporar, comprender y potencializar a todas las demás inteligencias. (https://psicologiaymente.com/inteligencia/teoria-inteligencias-multiples-gardner)

Es por eso que la música debe ser un derecho que tienen que acceder, practicar e involucrarse todos, y no solo los que tienen talento o facilidad. 

Entre los beneficios de la música se encuentran:

  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Contribuye en el fortalecimiento de la memoria.
  •  Fortalece las conexiones cerebrales.
  • Ayuda a la incorporación verbal del lenguaje en los niños.
  • Mejora la atención y el aprendizaje.
  • Ayuda al desarrollo de la coordinación y motricidad. 

Dentro del aspecto terapéutico y médico sus beneficios radican en:

  • Ayuda en desórdenes neurológicos.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Protege el envejecimiento cerebral.
  • Reduce la presión arterial.

¿Todos los géneros musicales cuentan?

Siempre y cuando la música que escuchas o que tocas sea significativa para ti, cuenta, y será muy importante para el desarrollo de las bondades de la música. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Durham, del Reino Unido la música puede levantar tu estado de ánimo inclusive si escuchas música “triste,” o también puede evocar experiencias memorables dentro de nuestra vida que nos ayudan a recordar lo mejor de ellas. 

La música es un reflejo de nosotros mismos, y representa un cuerpo de lo que sentimos hacia lo que  podemos materializar y enfocar, para de esta manera reconocer nuestros problemas, enfrentarlos y  superarlos. Esto se aplica mucho en las terapias ayudando cuestiones como las que se mencionaron anteriormente.

En conclusión.

Entonces, tanto si la escuchas como si la practicas, no hay mejor inversión para ti que la música en esta cuarentena y en el hábito que puedas generar para tu vida. La música es un equilibrio en lo emocional, creativo, educativo, y cognitivo. Es un mecanismo creador que ayuda a potencializar todas tus actividades diarias. La música trae muchos beneficios a tu desarrollo como persona. La música es un buen compañero para toda la vida. 

Por Ernesto Tonatiuh.
Director de Academia Música Proyecta

Anexo: Visita nuestra página https://www.academiamusicaproyecta.com.mx para más información sobre nuestros programas musicales virtuales para esta cuarentena. Conoce nuestra oferta musical y otras ideas para esta cuarentena.

¡Conoce más ideas haciendo clic en el siguiente enlace!

Subscríbete a nuestro boletín y no te pierdas nuestros últimos posts.

[wpforms id=”15139″ title=”false” description=”false”]