¡Mucho más que un pasatiempo! Los beneficios de la música en los niños

Los beneficios de la música en los niños.

Más allá de los efectos del conocido efecto Mozart o la probabilidad de convertirse en un nuevo Vivaldi, los niños pueden obtener grandes frutos de la música. En nuestro blog anterior, te hablamos de la importancia de la música en la educación y cómo puede favorecer el rendimiento académico de tus hijos. En esta nueva entrada, ahondaremos más en los beneficios de la música en los niños.

Es algo más que sólo ruidos melódicos

Introducir a los niños  desde una edad temprana al estudio de una actividad artística tal como la música, le permitirá potenciar diferentes áreas de desarrollo. Puede favorecer diferentes elementos como el plano cognitivo, el factor emocional y socioemocional, y su capacidad de atención o de retener información. Esto no quiere decir que un adulto no pueda sacar el mayor provecho posible de la música si comienza su estudio a una edad más avanzada. Pero los estudios realizados desde diferentes áreas muestran que los beneficios de la música en los niños son adquiridos mejor cuando se inicia en una edad temprana.

¿Ya conoces el nuevo centro de estimulación temprana en Guadalajara?

Hacer música es una tarea más compleja que sólo rasgar cuerdas o aplicar la voz en melodías, pues implica poner en práctica una serie de diferentes habilidades. Diversas investigaciones se han centrado en medir la influencia y los beneficios de la música en los niños, así como en el ser humano en general. Se han obtenido diversos resultados que muestran que la música implica una serie de beneficios en diferentes ámbitos. No es que Mozart haga a los niños más inteligentes por sí mismo, pero sí ayuda a estimular varias habilidades que, cuando son integradas, le permiten mejorar su desarrollo.

 

La vida tiene su propia banda sonora y cuenta con su propia música ambiental, por lo que no es de extrañar que desde niños seamos fácilmente atraídos a los sonidos. Sin embargo, aprender a tocar un instrumento es mucho más beneficioso que solo escuchar la música, ya que activa más zonas del cerebro a la vez. Un niño que es capaz de leer música desarrolla habilidades que estimulan a los lóbulos parietal y  occipital, entre otros. Esto debido a que tiene que estar consciente del punto en que se encuentra, así como anticipar sus próximas digitaciones, mientras coordina diferentes movimientos.

Beneficios de la música en los niños.

La música puede captar la atención de una forma efectiva, evitando así distracciones con otros estímulos negativos. Permite acceder a funciones del cerebro que se encargan de procesar la memoria, como decodificar grafías (es decir, leer las notas musicales y el pentagrama) así como almacenar términos técnicos. Entre estos últimos, el estímulo se encuentra a modo de terminología, definiciones, significados musicales, sintaxis y la habilidad de repetir patrones de movimiento incluso inconscientemente. También ayuda a modular las actividades cerebrales que intervienen en la generación y modulación de las emociones.

La importancia de la música en la educación.

Los niños que aprenden a leer e interpretar música tienen un mejor desarrollo en su sistema de atención. Esto, consecuentemente, le beneficiará en diferentes áreas de oportunidad, mucho más que a los niños que no ejercitan estas artísticas. Asimismo, la música funciona como un medio de comunicación, lo cual le permite al niño estimular habilidades de comunicación verbal y no verbal. Por esto, la música ha sido utilizada como una herramienta terapéutica (musicoterapia); entre otras cosas, para ayudar a entender intenciones, deseos e incluso los sistemas de creencias de los músicos. Esto significa que favorece las habilidades interpersonales del alumno.

 

Una correcta formación musical también ayudará al alumno a desarrollar su capacidad de percepción de su entorno al trabajar sus habilidades auditivas. Esto le ayudará no sólo en el estudio de la música sino a otras herramientas como la comprensión del lenguaje y al procesar sus emociones. La música activa en el cerebro las áreas que se encargan de la audición y la motricidad, auspiciando su capacidad de comprensión y aprendizaje. En síntesis, los beneficios de la música en los niños son que propicia la actividad neuronal relacionada con la memoria, procesamiento auditivo, relaciones interpersonales y habilidades de lenguaje.

Estudiar música potenciará las habilidades de tu niño.

Diferentes estudios indican que el cerebro de un músico (o cualquier persona que trabaje con herramientas musicales) funciona diferente al de aquellos que no se involucran en la música. Robert Zatorre, profesor en el Instituto Neurológico de Montreal, declara que tanto escuchar, como practicar o producir música involucra todas las funciones cognitivas humanas. Incluso desde las tareas más sencillas como tararear o silbar una canción conocida, se requiere congregar muchos mecanismos complejos. Como ya lo mencionamos, estos son mecanismos auditivos, de atención, evocación de recuerdos motrices y técnicos, integración de emociones, etcétera.

Estimulación Temprana.

Las academias de música y los centros de educación musical formal tienen planes de estudio que priorizan el aprendizaje de la técnica y la teoría musical. Sin embargo, aun así es de gran importancia el trabajo que se realiza en ellos ya que permiten trabajar ordenadamente en el desarrollo de los procesos cognitivos de los niños. También ayuda a equilibrar los factores emocionales y el aprendizaje autorregulado. La autorregulación es una parte del proceso de aprendizaje que permite que los estudiantes controlen sus procesos de estudio así como los elementos emocionales que influyen en su aprendizaje. Para ello, el alumno debe tener herramientas de autocontrol y para regular sus propias emociones.

 La teoría de Howard Gardner sobre los beneficios de la música.

La teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner afirma que la música influye en el desarrollo del ser humano. Estructura su forma de pensar y trabajar ayudando así en el aprendizaje de otras ciencias duras, lenguaje y habilidades espaciales. Todo esto demuestra que los beneficios de la música en los niños ascienden cuando hay una correcta instrucción musical, que se relaciona con otras capacidades intelectuales. Iniciar la formación musical desde una edad temprana permite tener una mayor ventana de oportunidad para que su práctica refuerce diferentes aspectos intelectuales.

Una formación musical adecuada con los profesionales indicados ayudará a mejorar el autoestima, criterio, la disciplina y la creatividad de los niños. Recordar, también, que el acompañamiento y apoyo de la familia es siempre indispensable para que los niños tengan mayores probabilidades de apreciar, valorar y llegar a amar sus clases de música.


Por Renata Palomo Lara

Creadora de Contenidos Artísticos.

 

Bibliografía

  1. Fradera, J. J. (2021). La música en los procesos educativos. Herramienta fundamental para favorecer el aprendizaje en la formación y el desarrollo integral del alumno. En La educación musical en el nivel básico en México(232-250). México: UNAM.
  2. Casas, M. V. (2001). ¿Por qué los niños deben aprender música?. Colombia Médica, 32 nº4, 197-204. Consultado en: https://www.redalyc.org/pdf/283/28332408.pdf
  3. Zatorre, R. Music, the food of neuroscience?. Nature 434, 312–315 (2005). https://doi.org/10.1038/434312a

Foto de Elmer Cañas en Unsplash

La importancia de la música en la educación.

La importancia de la música en la educación.

Alguna vez te has preguntado ¿en qué radica la importancia de la música en la educación? ¿Por qué acostumbramos enseñar a los niños a través de rondas y canciones infantiles? ¿Habrá alguna razón educativa para que los programas infantiles sean acompañados de música?

¡Haz de tus clases de música toda una experiencia creativa!

Se sabe que desde la prehistoria y las civilizaciones más antiguas se contaba con expresiones musicales que fungían como una parte esencial en la educación y cultura de las personas. Es por ello que es innegable la necesidad de analizar el papel y conocer la importancia de la música en la educación.

La música en los primeros años de vida.

En el blog anterior te explicamos que el cerebro de los niños es más flexible al adaptarse a diferentes estímulos en su entorno, y entre estos estímulos se encuentran los musicales. Desde la gestación, el oído es uno de los primeros sentidos en ser estimulados a través del ritmo cardiaco y la voz de la madre. El bebé reacciona a dichos sonidos mediante su cuerpo al hacer movimientos como las famosas pataditas o cambiando de posición. Quizá sea por ello que tenemos un deseo casi primitivo de generar más estímulos sonoros que nos resulten agradables, llegando así a crear la música.

Se le considera una reacción orgánica o natural que produce respuestas rítmicas con efectos motrices; por eso, al nacer tenemos tan desarrollado el sistema auditivo. Podemos notar la reacción de los bebés ante diferentes sonidos de su entorno, y tienden a estar más atraídos a los sonidos suaves pues les ayudan a calmarse. Alrededor de los 6 y 8 meses, comienzan a reconocer canciones y pueden expresar emociones relacionadas a las canciones, generalmente agitando brazos y piernas. Para los 2 años ya han enriquecido sus sentido rítmico y tienen las habilidades necesarias para reaccionar con pequeños bailes o repitiendo canciones que escucha.

“Desde la gestación, el oído es uno de los primeros sentidos en ser estimulados a través del ritmo cardiaco y la voz de la madre.”

 

Conforme el niño va teniendo mayor control sobre su cuerpo, además de fortalecer sus habilidades lingüísticas, también es capaz de seguir los ritmos a través de diferentes partes del cuerpo. Por eso tienen mayor atracción a los instrumentos de percusión, pues estos permiten seguir ritmos mediante movimientos muy sencillos. Entre los 4 y 5 años ya son capaces de inventar pequeñas canciones o juegos vocales y, aunque pueden diferenciar ritmos rápidos de lentos, todavía confunden velocidad con intensidad. ¿Alguna vez notaste que, si pones a un niño a cantar más rápido, también eleva su tono de voz? ¡Inténtalo con su canción favorita!

Contribuciones de la música a la formación educativa.

Como ya vimos hasta ahora, la importancia de la música en la educación radica en que permite al alumno descubrir sus posibilidades de movimiento y de generar sonidos con su propio cuerpo. Estimula sus capacidades físicas y refuerza la conciencia sobre las partes del cuerpo, ayudando a trabajar direcciones de espacio como la diferencia entre derecha e izquierda o adelante y atrás. Las canciones y rondas infantiles son de gran importancia al ser un medio de desarrollo del oído y ayudan a trabajar la coordinación. Cuando se trabaja por grupos, permiten la comunicación y la expresión a través de diversos medios (verbales o no verbales), lo cual ayuda en el proceso de socialización.

¡Conoce cómo se toca el piano con nuevos recursos!

Investigaciones que han evaluado los efectos de la música a través de electroencefalogramas han mostrado que no solo permite desarrollar habilidades exclusivamente musicales. También ayuda a mejorar la capacidad de memorizar, poner atención y concentrarse en tareas dadas, así como la habilidad de resolver problemas. La música estimula la creatividad e imaginación, pues evoca recuerdos e imágenes que enriquecen el intelecto. Al interpretar o escuchar música, se estimulan distintas áreas del cerebro que atienden a la imaginación y los sentimientos y los conocimientos se adquieren mediante la experiencia.

“La música estimula la creatividad e imaginación, pues evoca recuerdos e imágenes que enriquecen el intelecto.”

 

La música, el ritmo y el movimiento son especialmente influyentes en las primeras etapas del desarrollo infantil. Aumenta la confianza y seguridad en sí mismos. También, desarrolla sus habilidades de expresión corporal, mejora sus habilidades comunicativas y los ayuda a expresar y gestionar sus emociones. Es por eso que la importancia de la música en la educación va mucho más allá de ser una materia más dentro del currículum para cumplir una agenda cultural general. Se le reconoce como un método de enseñanza de apoyo a la educación en cualquier materia, utilizando los elementos prácticos de las canciones y rondas infantiles para generar una participación activa y creativa.

Importancia de la música para favorecer el aprendizaje.

El neurocientífico Norman Weinberger afirma que la música tiene efectos en el desarrollo cognitivo y emocional a través de la relación entre la melodía y el lenguaje. Pues el hemisferio derecho del cerebro procesa la melodía y el derecho el lenguaje. Sin embargo, las intenciones formativas de la educación musical solo pueden lograrse si la selección musical se realiza con base en los intereses y aptitudes interpretativas del alumno. La música es una frondosa fuente de estímulos sensoriales, por lo que algunos afirman que es el ejercicio más completo para la mente, en especial para reforzar las neuronas.

Las mejores clases de piano en Guadalajara

Por eso, la importancia de la música en la educación es que se tome como una herramienta en los procesos de enseñanza para que la formación sea integral. Permite atraer la atención y ayudar al educador a evitar distracciones en otros estímulos negativos, además de que provoca respuestas emocionales que permiten también darle aplicaciones terapéuticas. Para ello, es importante que en las clases haya un ambiente de libertad que fomente la participación de los alumnos, incitándolos a investigar y crear por sí mismos.

Además, una correcta formación musical requiere ser impartida por profesionales especializados en el área de la pedagogía musical. Mismas que cuenten con el conocimiento necesario para potenciar al máximo el aprendizaje de sus alumnos. Ya sea como herramienta auxiliar de programas académicos convencionales, o por medio de clases particulares de música, la música tiene un valor educativo y pedagógico innegable. Es un elemento atractivo que permite la expresión corporal generando una sensación gozosa y disfrutable, además de ser muy divertida. ¡Puedes bailar, jugar e innovar tanto como tu imaginación lo permita!


Por Renata Palomo Lara. Creadora de Contenido.

Referencias Bibliográficas.

Salcedo, B. (2016, julio – diciembre). Importancia de la música como recurso en el aprendizaje escolar. Revista Iberoamericana de Producción Académica y Gestión Educativa, 6, ISSN 2007 – 8412.
García, M.. (2014). La importancia de la música para el desarrollo integral en la etapa de Infantil. Andalucía: Facultad de Ciencias de la Educación.
Aquino, F. (1997). Cantos para jugar 1. México: Trillas.

Foto de niño guitarra creado por valuavitaly – www.freepik.es

Conoce la labor de un centro de estimulación temprana.

¿Ya conoces el nuevo centro de estimulación temprana en Guadalajara?

Los centros de estimulación temprana comenzaron a surgir en los años 70 como respuesta a la demanda de atención especializada a niños y niñas. Desde entonces, esto ha motivado a realizar avances en el estudio de diversos trastornos del desarrollo para favorecer su diagnóstico oportuno. De este modo, los centros de estimulación temprana han ido evolucionando y adaptándose a las necesidades y descubrimientos realizados en la intervención infantil desde diferentes áreas. En este artículo te explicaremos en qué consiste la labor de estos centros y responderemos algunas dudas frecuentes.

¿Qué es la estimulación temprana?

Se conoce como estimulación temprana a una serie de actividades y ejercicios diferentes que tienen el objetivo de favorecer el desarrollo de los niños y niñas durante sus primeros años. Esto les ofrece la oportunidad de explotar su potencial para mejorar su destreza y habilidades de exploración, así como sus capacidades físicas, sociales e intelectuales. Además, ayuda a identificar o prevenir problemas en el neurodesarrollo del niño.

Cada niño crece a su propio ritmo dependiendo de diferentes factores de su entorno, pero otorgarle los estímulos adecuados lo ayudarán durante su proceso. Por eso, los centros de estimulación temprana con programas especiales pueden favorecer su desarrollo cognitivo y ayudarlo a mejorar su desempeño escolar y habilidades sociales.

centro de estimulación temprana guadalajara

Estos estímulos le pueden ser presentados desde casa por parte sus padres o cuidadores primarios, quienes pueden realizar con el niño diferentes ejercicios básicos mientras realizan actividades cotidianas. Al bañarlos, vestirlos, jugar con ellos o realizarles cariñosos masajes no sólo se fortalecen los vínculos afectivos y la confianza en sus cuidadores. Pero en un centro de estimulación temprana, tendrás el apoyo de especialistas que les enseñarán actividades lúdicas y ejercicios de psicomotricidad acompañadas de recursos musicales que favorecerán su desarrollo integral.

La música juega un papel fundamental en el desarrollo integral de los bebés y niños. Es por eso que siempre está presente dentro de las actividades de un centro de estimulación temprana.

Te invito a leer “La importancia de la música en la Educación Infantil” de nuestro blog.

¿Cómo sé si debo acudir a un centro de estimulación temprana?

De acuerdo con la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) , los primeros 5 años de vida de los niños son decisivos en su desarrollo. Diferentes investigaciones, tanto médicas como pedagógicas, concuerdan en que el desarrollo de la inteligencia, la personalidad y el comportamiento social del niño ocurre entre los 0 y los 8 años. Para los 4 años, se estima que ya se ha alcanzado la mitad de su potencial de desarrollo del intelecto, porque el cerebro responde mejor ante la estimulación oportuna.

Los centros de estimulación temprana tienen un compromiso con niños que han presentado problemas en su desarrollo o en diferentes situaciones de riesgo. Por ejemplo, bebés prematuros, con microcefalia, niños que tuvieron alguna infección en su sistema nervioso central, retrasos de crecimiento durante el embarazo, entre otras. No obstante, esto no quiere decir que no puedas asistir a esta formación si tienes un niño sano, pues también te ayudará a obtener el mayor beneficio en las áreas de desarrollo de tu pequeño.

centro de estimulación temprana

De entrada, favorecerá sus habilidades de motricidad y de lenguaje, estimulando la articulación de palabras y otras formas de expresión corporal, además de nutrir su vocabulario. Podrá mejorar su capacidad de concentración y memoria, ayudándolo a proyectar su creatividad y despertando en él un interés por descubrir y explorar su entorno. Lo ayudará a establecer su autonomía y cuidado personal, reforzará su autoestima y nutrirá las habilidades sociales que requiere para adaptarse a su entorno. ¡Todo esto mientras se divierte, jugando y aprendiendo!

¿Por qué es importante la estimulación adecuada en niños?

Como ya mencionamos anteriormente, durante la primera infancia se tiene la mayor plasticidad neuronal. Esto significa que el cerebro de los niños es más flexible a aprender a adaptarse a diferentes estímulos en su entorno. El desarrollo psicomotor del niño se lleva a cabo junto con la maduración del sistema nervioso de acuerdo con su interacción con el entorno. En sus primeros años, va a adquirir funciones importantes como el control de la postura, desplazamiento autónomo, comunicación verbal e interacción social.

Por ello, durante este proceso hay diferentes etapas que se deben evaluar: la motora gruesa y fina, sensorial, cognitiva, de lenguaje y socioemocional. Para ello, sus cuidadores y el profesional a cargo de la evaluación deberán observar al niño: qué actividades le gusta hacer, qué debería hacer según su edad y qué necesita reforzar. Hay que tener en cuenta que, si bien algunos estudios proponen edades específicas para ciertas habilidades, es completamente normal si hay variaciones leves. Incluso si tu bebé realiza alguna actividad antes o después del promedio, es muy probable que siga estando dentro de los parámetros normales.

¿Qué esperar de un centro de estimulación temprana?

Cuando creas que tu bebé y tú están preparados para acudir a un centro de estimulación temprana, es importante que tengas en cuenta diversos aspectos indispensables. Seguramente querrás considerar diferentes opciones de acuerdo con tu presupuesto y posibilidades de traslado, pero también hay que evaluar las ofertas formativas que te presenten. Asimismo, tener certeza de que las personas a cargo son profesionales certificados en el área de la estimulación temprana, aunque sea desde diversos ámbitos (fisioterapia, psicología, pedagogía, entre otras). ¡No pongas en manos de cualquiera el desarrollo de tu bebé!

Estimulación Temprana.

Debes asegurarte de que el centro de estimulación temprana que elijas esté correctamente acondicionado para cubrir sus necesidades. Los espacios de trabajo deben ser amplios e iluminados además de estar correctamente ventilados. El material de trabajo deberá ser adecuado según la etapa en que se encuentre tu bebé, contando con diferentes formas, tamaños, colores y texturas.

También es importante que el especialista con el que trabajes te involucre a ti o al cuidador destinado de tu bebé, pues el trabajo conjunto será indispensable para obtener mejores resultados. De parte del facilitador, es de suma importancia el respeto a la cultura, creencias y sistema de valores de la familia; mientras que, la contraparte, debe comprometerse a asumir su responsabilidad. El acceso a información adecuada sobre el trabajo en la sesión, así como la tolerancia a los diversos modelos educativos y de crianza son también un derecho del niño.

Recuerda que el vínculo más importante de tu bebé es el que formará con su cuidador primario, por lo que es necesario que haya un acompañamiento adecuado e informado. Qué mejor forma de reforzar los lazos afectivos que compartir tiempo de calidad mientras aprenden las estrategias indicadas para estimular correctamente sus habilidades. Y para ello, tener la guía de profesionales certificados en el área es indispensable.


Por Renata Palomo Lara.

Redactora y creadora de contenidos.

Referencias