La importancia de la música en la educación.

Alguna vez te has preguntado ¿en qué radica la importancia de la música en la educación? ¿Por qué acostumbramos enseñar a los niños a través de rondas y canciones infantiles? ¿Habrá alguna razón educativa para que los programas infantiles sean acompañados de música?

¡Haz de tus clases de música toda una experiencia creativa!

Se sabe que desde la prehistoria y las civilizaciones más antiguas se contaba con expresiones musicales que fungían como una parte esencial en la educación y cultura de las personas. Es por ello que es innegable la necesidad de analizar el papel y conocer la importancia de la música en la educación.

La música en los primeros años de vida.

En el blog anterior te explicamos que el cerebro de los niños es más flexible al adaptarse a diferentes estímulos en su entorno, y entre estos estímulos se encuentran los musicales. Desde la gestación, el oído es uno de los primeros sentidos en ser estimulados a través del ritmo cardiaco y la voz de la madre. El bebé reacciona a dichos sonidos mediante su cuerpo al hacer movimientos como las famosas pataditas o cambiando de posición. Quizá sea por ello que tenemos un deseo casi primitivo de generar más estímulos sonoros que nos resulten agradables, llegando así a crear la música.

Se le considera una reacción orgánica o natural que produce respuestas rítmicas con efectos motrices; por eso, al nacer tenemos tan desarrollado el sistema auditivo. Podemos notar la reacción de los bebés ante diferentes sonidos de su entorno, y tienden a estar más atraídos a los sonidos suaves pues les ayudan a calmarse. Alrededor de los 6 y 8 meses, comienzan a reconocer canciones y pueden expresar emociones relacionadas a las canciones, generalmente agitando brazos y piernas. Para los 2 años ya han enriquecido sus sentido rítmico y tienen las habilidades necesarias para reaccionar con pequeños bailes o repitiendo canciones que escucha.

“Desde la gestación, el oído es uno de los primeros sentidos en ser estimulados a través del ritmo cardiaco y la voz de la madre.”

 

Conforme el niño va teniendo mayor control sobre su cuerpo, además de fortalecer sus habilidades lingüísticas, también es capaz de seguir los ritmos a través de diferentes partes del cuerpo. Por eso tienen mayor atracción a los instrumentos de percusión, pues estos permiten seguir ritmos mediante movimientos muy sencillos. Entre los 4 y 5 años ya son capaces de inventar pequeñas canciones o juegos vocales y, aunque pueden diferenciar ritmos rápidos de lentos, todavía confunden velocidad con intensidad. ¿Alguna vez notaste que, si pones a un niño a cantar más rápido, también eleva su tono de voz? ¡Inténtalo con su canción favorita!

Contribuciones de la música a la formación educativa.

Como ya vimos hasta ahora, la importancia de la música en la educación radica en que permite al alumno descubrir sus posibilidades de movimiento y de generar sonidos con su propio cuerpo. Estimula sus capacidades físicas y refuerza la conciencia sobre las partes del cuerpo, ayudando a trabajar direcciones de espacio como la diferencia entre derecha e izquierda o adelante y atrás. Las canciones y rondas infantiles son de gran importancia al ser un medio de desarrollo del oído y ayudan a trabajar la coordinación. Cuando se trabaja por grupos, permiten la comunicación y la expresión a través de diversos medios (verbales o no verbales), lo cual ayuda en el proceso de socialización.

¡Conoce cómo se toca el piano con nuevos recursos!

Investigaciones que han evaluado los efectos de la música a través de electroencefalogramas han mostrado que no solo permite desarrollar habilidades exclusivamente musicales. También ayuda a mejorar la capacidad de memorizar, poner atención y concentrarse en tareas dadas, así como la habilidad de resolver problemas. La música estimula la creatividad e imaginación, pues evoca recuerdos e imágenes que enriquecen el intelecto. Al interpretar o escuchar música, se estimulan distintas áreas del cerebro que atienden a la imaginación y los sentimientos y los conocimientos se adquieren mediante la experiencia.

“La música estimula la creatividad e imaginación, pues evoca recuerdos e imágenes que enriquecen el intelecto.”

 

La música, el ritmo y el movimiento son especialmente influyentes en las primeras etapas del desarrollo infantil. Aumenta la confianza y seguridad en sí mismos. También, desarrolla sus habilidades de expresión corporal, mejora sus habilidades comunicativas y los ayuda a expresar y gestionar sus emociones. Es por eso que la importancia de la música en la educación va mucho más allá de ser una materia más dentro del currículum para cumplir una agenda cultural general. Se le reconoce como un método de enseñanza de apoyo a la educación en cualquier materia, utilizando los elementos prácticos de las canciones y rondas infantiles para generar una participación activa y creativa.

Importancia de la música para favorecer el aprendizaje.

El neurocientífico Norman Weinberger afirma que la música tiene efectos en el desarrollo cognitivo y emocional a través de la relación entre la melodía y el lenguaje. Pues el hemisferio derecho del cerebro procesa la melodía y el derecho el lenguaje. Sin embargo, las intenciones formativas de la educación musical solo pueden lograrse si la selección musical se realiza con base en los intereses y aptitudes interpretativas del alumno. La música es una frondosa fuente de estímulos sensoriales, por lo que algunos afirman que es el ejercicio más completo para la mente, en especial para reforzar las neuronas.

Las mejores clases de piano en Guadalajara

Por eso, la importancia de la música en la educación es que se tome como una herramienta en los procesos de enseñanza para que la formación sea integral. Permite atraer la atención y ayudar al educador a evitar distracciones en otros estímulos negativos, además de que provoca respuestas emocionales que permiten también darle aplicaciones terapéuticas. Para ello, es importante que en las clases haya un ambiente de libertad que fomente la participación de los alumnos, incitándolos a investigar y crear por sí mismos.

Además, una correcta formación musical requiere ser impartida por profesionales especializados en el área de la pedagogía musical. Mismas que cuenten con el conocimiento necesario para potenciar al máximo el aprendizaje de sus alumnos. Ya sea como herramienta auxiliar de programas académicos convencionales, o por medio de clases particulares de música, la música tiene un valor educativo y pedagógico innegable. Es un elemento atractivo que permite la expresión corporal generando una sensación gozosa y disfrutable, además de ser muy divertida. ¡Puedes bailar, jugar e innovar tanto como tu imaginación lo permita!


Por Renata Palomo Lara. Creadora de Contenido.

Referencias Bibliográficas.

Salcedo, B. (2016, julio – diciembre). Importancia de la música como recurso en el aprendizaje escolar. Revista Iberoamericana de Producción Académica y Gestión Educativa, 6, ISSN 2007 – 8412.
García, M.. (2014). La importancia de la música para el desarrollo integral en la etapa de Infantil. Andalucía: Facultad de Ciencias de la Educación.
Aquino, F. (1997). Cantos para jugar 1. México: Trillas.

Foto de niño guitarra creado por valuavitaly – www.freepik.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *